Glifosato: Un pozo negro de corrupción

18/05/2016 | En la UE la doble moral impera: los promotores del producto también son los reguladores Monsanto es capaz de mantener sus actividades devastadoras presionando a los organismos reguladores y a los gobiernos, recurriendo a la mentira y a la corrupción, mediante la financiación de estudios científicos fraudulentos, al presionar a los científicos independientes, mediante la manipulación de los medios de comunicación.


Tal es el caso de Alan Boobis y Angelo Moretto que tienen vínculos con el Instituto Internacional de Ciencias de la Vida (ILSI). ILSI Europa recibe la mayoría de sus fondos de operación y de investigación de las empresas privadas , incluidos los productores de glifosato Dow y Monsanto . Asimismo el Instituto de Ciencias Ambientales de la Salud y de ILSI (HESI) está principalmente financiada por los productores de glifosato Dow, Monsanto y también Syngenta.

Alan Boobis es actualmente el vicepresidente de ILSI Europa . Él es el co-presidente de la RISK21 proyecto dirigido por Ciencias Ambientales de la Salud y el Instituto de ILSI (HESI). Boobis ha sido un miembro activo del ILSI durante muchos años y también actuó como consultor para empresas como Sumitomo Chemical .

Angelo Moretto es un miembro del equipo de dirección del proyecto RISK21. Él es también un miembro de la Junta de Síndicos HESI . Moretto renunció a una Comisión Técnica de pesticidas después de los informes, por no declarar un interés financiero en relación con la evaluación de las sustancias químicas. Ambos muchachos no andan con propinas, sino que juegan muy alto. Joyitas como estas son los que "evalúan" cómo seguir envenenando al mundo.

El 13 de abril, el Parlamento Europeo pidió a la Comisión Europea restringir ciertos usos autorizados del herbicida tóxico glifosato, más conocido en la formulación Roundup de Monsanto. El glifosato fue el año pasado clasificado como "probablemente cancerígeno 'por la OMS.

La resolución del Parlamento no requería la aprobación para muchos usos que actualmente se consideran aceptables, incluyendo el uso en o cerca de parques públicos, parques infantiles y jardines, en los sistemas de manejo integrado de plagas para el control de malezas y antes de la cosecha como 'desecante' en los cultivos, que se considera "inaceptable".

La resolución, sin embargo, no llegó a pedir una prohibición total. Debido a las diversas maniobras políticas, se alcanzó un compromiso decepcionante que pidió la renovación de la licencia para el glifosato de limitar su uso a sólo siete años en lugar de los 15 propuestos por la Comisión.

La resolución y la votación para aprobar de glifosato durante siete años no son vinculantes, y a partir de hoy miércoles 18 de mayo, el Comité Permanente de la Autoridad Europea Food Standard de plantas, animales, alimentos y piensos se reunirá para decidir si el glifosato es ser re-registrado para su uso en la UE.
Rosmary Mason, defensora inquebrantable de la verdad:

Además de la Organización Mundial de la Salud(la clasificación de glifosato como probable carcinógeno para los seres humanos), diversos estudios revisados por pares han indicado fuertes vínculos entre su uso y una serie de enfermedades graves e impactos ambientales nocivos, como los presentados por Rosemary Mason.

Rosemary Mason ha estado haciendo campaña sobre los efectos dañinos del glifosato por muchos años. Ella ha enviado varias cartas abiertas acompañadas de informes referenciados totalmente a figuras clave tanto en Gran Bretaña y la UE, que se encargan de regular el uso del glifosato y del establecimiento de la narrativa oficial acerca de esta sustancia. Tales como la AESA, la Comisión Europea y otros organismos clave en 2015. Se proporcionan allí descripciones detalladas de los impactos del glifosato.

El control del herbicida huele a rata: el tipo de rata usado en los trabajos científicos se ha debatido recientemente en el sitio web Corporate European Observatory, que describe la posición estratégica de la presión de la biotecnología que ha ganado en el corazón de los procesos de políticas/toma de decisiones en la UE. Cualquier excusa para difamar estudios independientes es válida.

Véase a William Engdahl en un reciente artículo en el "pozo negro de la corrupción" que sustenta las relaciones entre la UE, la AESA y las principales compañías de pesticidas, demuestra cómo la evidencia científica fue dejado de lado en la UE para obtener el uso de glifosato aprobado.

Entre los alarmantes datos, Engdahl cita la visita del Comisionado de Salud y Seguridad Alimentaria de la UE, Vytenis Andriukaitis, a Washington, en diciembre de 2015, donde se reunió con el representante comercial de Estados Unidos, Michael Froman. Información fidedigna obtenida por varias organizaciones no gubernamentales bajo la Ley de Libertad de Información. Es claro que Washington empujaba fuertemente a Andriukaitis a eximir plantas y animales producidos a través de "gen de edición" y otras nuevas técnicas de reglas de transgénicos existentes en la UE

Como dijo la directora de la política alimentaria de Greenpeace EU, Franziska Achterberg: "La Comisión debe reconocer que el gen de la edición es ingeniería genética. El cambio de nombre es un engaño más que se intenta por parte de Washington y de Monsanto OGM , una cábala para eludir rigurosas pruebas de seguridad y etiquetado".

Los documentos muestran que Washington quiere que la UE deje caer todas las garantías sanitarias y medioambientales sobre los OGM para allanar el camino a la firma del  acuerdo comercial transatlántico (TTIP).

Con los nuevos informes de la CE, se tiene previsto cambiar la licencia de glifosato durante nueve años más; no debe sorprendernos demasiado esto cuando el glifosato encabeza las ventas de $ 5.1 billón de los ingresos de Monsanto (en 2014 ). El nivel de colusión entre la presión de la biotecnología y los funcionarios públicos sugieren que la línea entre el producto de la promoción y regulación se cruzó hace mucho tiempo.

Que intereses se discuten aquí?

En respuesta a la nueva clasificación de la OMS de glifosato como probablemente cancerígeno para el ser humano, la AESA respondió con su propio examen y llegó a la conclusión de una relación entre el cáncer era poco probable . La forma en la revisión fue manipulada para llegar a esa conclusión y ha sido ampliamente condenada por decenas de científicos.

Mason señala que en la actualidad existe un caso legal en proceso contra los reguladores de la UE, y, si se probara la connivencia con la industria de los plaguicidas con la concesión de licencias de glifosato, es probable que deban enfrentar severas sanciones. Los ecologistas han puesto en marcha el caso en contra de Monsanto y de la UE contra los reguladores de la evaluación del glifosato.

Los detalles sobre esta acción se proporcionan en la página web GMWatch , donde el abogado vienés Dr. Josef Unterweger afirma: "Si ha habido manipulación deliberada del nuevo procedimiento de concesión de licencias para el glifosato con la intención de aprobar una sustancia cancerígena, entonces esto sería defraudar a 508 millones de ciudadanos de la UE."

Por esta razón el Dr. Unterweger presentará cargos contra la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria y el organismo regulador alemán BfR, en nombre del Instituto Ambiental de Munich y las seis organizaciones ambientales: Global 2000, Pesticide Action Network (PAN) Europa, PAN Alemania, PAN Reino Unido, las generaciones de futuros (Francia), Wemove Europa, y la naturaleza y Progrès Belgique. Un informe se presentará también a la OLAF, la oficina antifraude europea.

Además 94 científicos respetados escribieron una carta abierta a la Comisión de la UE que criticó la evaluación de BFR / AESA como "científicamente inaceptable" ,"fundamentalmente defectuoso" y "engañosa" .
La corporación Monsanto, será llevada 'a juicio' como parte de una iniciativa de la sociedad civil por crímenes contra la naturaleza, la humanidad y ecocidio en La Haya, el Día Mundial de la Alimentación, el próximo 16 de octubre de 2016 conocido como Monsanto Tribunal.

La Corte Penal Internacional de La Haya ha determinado que el enjuiciamiento de ECOCIDIO como delito es la única manera de garantizar los derechos de los seres humanos a un ambiente sano y el derecho de la naturaleza a proteger.

En cuanto a la prueba simbólica, la página web del tribunal establece que: "De acuerdo con sus críticos, Monsanto es capaz de ignorar el ser humano y los daños ambientales causados por sus productos y mantener sus actividades devastadoras a través de una estrategia de ocultamiento sistémica: presionando a los organismos reguladores y los gobiernos, recurriendo a la mentira y la corrupción, mediante la financiación de estudios científicos fraudulentos, al presionar a los científicos independientes, mediante la manipulación de la prensa y los medios de comunicación, etc."

"La historia de Monsanto por lo tanto constituye un caso de libro de texto de la impunidad, en beneficio de las empresas transnacionales y sus ejecutivos, cuyas actividades contribuyen al clima y la biosfera crisis y poner en peligro la seguridad del planeta."

¿Cuánto tiempo más la CE y la AESA piensan que pueden seguir tratando al público europeo como tontos?Asimismo, cuánto tiempo más el Ministerio de Agricultura de la Nación y el Senasa piensa tratar de tontos a los argentinos.?-

- Dra Graciela Vizcay Gomez, Dra Rosemary Mason
Publicado y enviado por ZERO BIOCIDAS estamos en facebook ,  twitter  and youtube